gabriela revel

Management: quién me enseñó

In Cambio, Empresa familiar, Estrategia, gestion del cambio, Innovación, Liderazgo, Los post más votados, Management, management innovation, recursos humanos on 18 abril 2010 at 22:09

Letraset, Esselte, management, management innovation, innovacion, six sigma, lean manufacturing, controller, RRHH, HHRR, recursos Humanos, empresa Familiar, sinapsis, neuronas, estructura neuranal, Roy Nice, Roy G. Nice

Se llama Roy G. Nice. La G. es de George, y es británico. No sé donde está ahora, porque ni siquiera todas las Redes Sociales me han permitido volver a estar en contacto con él, pero espero que esté en algún lugar cálido y soleado, jugando al golf.

Yo tenía 25 años, y él fue mi primer CEO. Yo empecé a trabajar como Responable Regional de una filial española de una empresa británica, de larga historia y reconocimiento, que acababa de ser comprada por una multinacional sueca, de importantes competencias en el sector.

El caballero del que quiero hablar en este post, fue mi primer jefe, y tal vez, el único al que le haya otorgado el título de tal, en toda mi carrera.

Trabajé a su lado, durante 6 años…Me hizo sitio, me dejó crecer, me ayudó a entender la empresa, me enseñó el respeto a los normas sin perder el Sentido Común, me enseñó a pensar sin tener miedo. Me dejó crecer. Cuando me tocó hacer el primer despido de mi vida, me pregiuntó “¿sabrás hacerlo?” y ante mi negativa….me lo explicó…“Tienes que darle su sitio a la persona que despides, tienes que ser clara dese el primer momento, no trates ni de engañarle ni de suavizar un momento, que aunque tú quieras evitarlo, será uno de los peores de su vida”.

Me dejó poco a poco, a lo largo de 6 años, bucear por la contabilidad, por los ejercicios presupuestarios, por su costumbre de ponerse traje con chaleco en día de un despido, como muestra de respeto al empleado que perdía su puesto.

Un día, siendo un fanático del fútbol (solo le ví de mal humor cuando perdía el Chelsea de sus entrañas), me dijo “Eres el Butragueño del Business”, y jamás escuché un halago más honesto ni más impresionante….

Me enseñó todo lo que sabía, y me dejó aprender a su lado, aquello que él no sabía, pero yo podía aprender desde el paraguas de protección.

Sólo he reconocido 2 jefes en mi vida, y Roy G. Nice, se ha llevado siempre la palma de los más grandes. Me dió la oportunidad de aprender, y me regaló 6 años de vivir el ámbito de la filial de una multinacional, como si del Fundador de una Empresa Familiar se hubiera tratado, y yo hubiera sido designada para continuar la tarea.

Y todo eso, sin autoritarismo, sin dogmas, sin catequesis ninguna. Y todo eso, desde la honestidad del que trabaja 50 horas semanales, y recuerda que dirigir una empresa es sólo, y ni más ni menos, que obtener resultados, moviendo a la gente, los presupuestos, los clientes, los proveedores, y la Historia de la empresa, como una sola melodía.

Hoy ni siquiera sé si él mismo lo sabía. Sólo era así. Espero que siga siéndolo, desde algún campo de golf donde su jubilación le haya llevado, porque yo, cuando me pregunto “¿quién me enseñó lo que sé?”, sé que le debo a él más del 50%.

Y hoy, quería decirlo, en publico y en voz alta.

Letraset, Esselte, management, management innovation, innovacion, six sigma, lean manufacturing, controller, RRHH, HHRR, recursos Humanos, empresa Familiar, sinapsis, neuronas, estructura neuranal, Roy Nice, Roy G. Nice

Post relacionados:

Management: ¿cómo se aprende?
Estrategia y Cambio: ¿dónde ha de situarse el CEO? (3)

Anuncios
  1. Hola Gabriela,

    Hoy no voy a hacer un comentario. Sólo te enviaré una felicitación. Perdona que no “añada valor” al post. Hoy ni lo he intentado. Simplemente te envío lo que “me sale”, sin mucha reflexión; hoy dejo paso a la emoción.

    Me alegro de comprobar que también las personas con larga experiencia y conocimiento son capaces de agradecer en público algo a alguien, y gratuitamente.

    Es bonito ver de vez en cuando alguna excepción entre tanta gente que parece haber nacido sabiendo y que cree no deber nada a nadie.

    Por tanto ¡Felicidades!

  2. Hola Gabriela, me parece un gesto precioso de gratitud y reconocimiento.

    Yo he tenido la suerte de haber aprendido de varios jefes y siempre me he sentido muy orgullosa de seguir manteniendo contacto con cada uno de ellos, en mayor o menor grado. De ellos aprendí el significado del trabajo en equipo y del respeto hacia las personas.
    Unos me permitieron crecer y otros, no tanto, pero me enseñaron a saber esperar la llegada del momento adecuado.

    He sido tan afortunada que no solo he tenido grandes jefes sino inmejorables compañeros que también han contribuído en gran medida a mi formación y a los que siempre estaré agradecida.

    Un cordial saludo,

  3. Hola Gabriela;
    Seguro que él también te recuerda a ti con cariño. No pierdas de vista linkedin/facebook porque cualquier dia recibirás un email de él.
    Yo también tuve un jefe así. Era durísimo pero nunca te fallaba; especialmente en los momentos difíciles.
    un saludo

  4. Gabriela,

    No está lejos el día, (probablemente ya lo ha sido), en que alguien pueda decir lo mismo de tí.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: